Relojería

El comienzo de los relojes (denominada también como historia de la relojería) es la consecución de logros que sucedieron a raíz de los descubrimientos científicos en relojes y autómatas (llamados también "guarda tiempos" dispositivos mecánicos capaces de fraccionar, contar y memorizar secuencias en el tiempo), siendo creados para proporcionar un horario cuando no era posible la observación de los astros. Parte de estos dispositivos poseen técnicas y tecnología perfectamente datadas (los relojes de arena creados por la elaboración del soplado de vidrio).Fueron muchas las culturas que tuvieron curiosidad por medir el tiempo y fechas del calendario observando simplemente los fenómenos naturales y astronómicos, este conocimiento les generaría una prosperidad económica por su capacidad de precisión en los diferentes procesos de la agricultura (plantación, cosecha....). La relojería fue pasando por etapas donde la regularidad de los astros daba una medida de tiempo. Lentamente las maquinarias fueron capaces de ofrecer esas medidas superándose en precisión con dispositivos electrónicos y atómicos, llegando a ser empleadas en localizaciones mediante GPS .Aparte de la precisión y habilidad que se logró a lo largo de la evolución de la relojería se consiguió además que su utilización fuese popular, bajando costes para hacerla accesible, es el ejemplo del reloj de pulsera, con multitud de diseños y diferentes técnicas que hoy en dia es en mayor o menor medida a todo el mundo.