Cómo se fabrica la porcelana para joyería

La porcelana siempre se ha considerado como una forma de decoración de las clases altas. Su método de fabricación se conoce como cerámica, que básicamente es el arte de fabricar objetos usando materiales sólidos no metálicos e inorgánicos con unas propiedades de resistencia y dureza muy altas.

Técnicas de fabricación de la porcelana

Los primeros objetos de porcelana se crearon con las mismas técnicas que en ocasiones se siguen utilizando hoy en día. Se obtiene a partir de pasta, que cuenta con una gran elaboración a base de mezclar cuarzo, feldespato y caolín.

El resultado de esta mezcla es un producto de cerámica compacto, blanco, translúcido y duro. Estas propiedades le otorgan una gran variedad de aplicaciones.

De la materia prima al producto final

El proceso de fabricación de la porcelana se divide en varias etapas:

como se fabrica la porcelana

La mezcla y el moldeado

Lo primero que tienes que hacer es mezclar todos los componentes con agua. Así obtendrás una pasta con una plasticidad que te permitirá darle la forma deseada.

La cocción

Una vez que tengas creada la forma que deseas, la tienes que pasar por una primera cocción donde estará 20 minutos a una temperatura de 900 grados. De esta forma, la pieza pierde toda el agua que pueda contener, se queman las sustancias orgánicas y, por último, se transforma el caolín en metacaolín.

Con la cocción, la pasta ya será totalmente indeformable, manteniendo una porosidad del 25 %. Un porcentaje ideal para el proceso de vidriado.

El esmaltado

Cuando ya tienes la forma cocida, el siguiente paso es cubrir la pieza con una película vítrea. Con esa nueva capa la volverás a cocer durante 24 horas a una temperatura de 1400 grados.

Con estos pasos, obtendrás una pieza de porcelana blanca, perfectamente acabada y lista para ser decorada tal y como desees.