Los misterios de las Joyas Reales

Las joyas resultan siempre muy atractivas, pero si hablamos de Joyas Reales la fascinación suele ser aún mayor. Y es que, además de su belleza y valor, muchas de estas valiosas piezas de joyería llevan aparejadas misteriosas leyendas que las hacen aún más interesantes.

La tiara reaparecida

La princesa Marie-Chantal de Grecia sorprendió a muchos cuando se presentó en el palacio de Christiansborg con motivo del 40º aniversario en el trono de Margarita de Dinamarca luciendo una tiara que se creía perdida desde hacía años. La esposa de Pablo de Grecia llevaba una voluminosa tiara que llevara por última vez en 1960 Federica de Grecia, madre de la Reina Sofía. Se trataba de una joya personal de la Reina Federica, que la usó por última vez en el enlace de su hijo Constantino de Grecia, ya que después tuvo que marcharse al exilio.

historias de joyas, joyeria sara

El paradero de la tiara en cuestión era un misterio y muchos la creían perdida. El misterio de la historia de esta joya de la Corona queda en el aire: ¿qué sucedió con ella todos estos años? ¿a qué se debe su reaparición y cómo ha vuelto a llegar a las manos de la realeza?

Las joyas de la monarquía inglesa

Es conocida la afición de la monarquía inglesa por las joyas. Una de las historias más curiosas tiene como protagonista a Mary de Teck y a otra tiara. En este caso se trata de la tiara de diamantes de la gran duquesa Vladimir. Se cuenta que la reina la compró a los arruinados hijos de la duquesa por una ínfima parte de su valor real. En la actualidad esta tiara es propiedad de la reina Elizabeth II.

Muchos son los misterios que rodean a estas y otras Joyas Reales. Piezas de una gran belleza en ocasiones rodeadas de historias y leyendas que incluyen robos, traiciones y otros muchos avatares.